La Resolución 227 de 2022 establece condiciones para mejorar los procesos con los que se otorgan licencias para productos del componente vegetal.

Luego de la expedición de la Resolución 227 de 2022, por parte del Gobierno Nacional, en la cual se reglamenta el uso industrial del componente vegetal de la planta de cannabis (hojas, tallos o granos), el sector se muestra positivo frente a este “paso” que establece condiciones para mejorar los procesos con los que se otorgan licencias y cupos para los productos; así como el uso de los componentes de cannabis en alimentos, bebidas, suplementos dietarios y textiles.

Para Rodrigo Arcila Gómez, presidente ejecutivo de Asocolcanna (Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis) esta nueva resolución no solo ofrece una amplia utilidad de la planta en varios sectores, sino que además le da más agilidad a la cadena agroindustrial del cannabis en el país, que ya se acerca a los US$8 millones.

“Esto es un paso muy importante para nosotros que nos permite tener mejores condiciones para el futuro de esta industria. Como lo decía el Presidente y el Ministro de Salud hay muchos usos, no solamente en la industria medicinal y científica, también en usos industriales que empiezas desde sectores como alimentos y bebidas, pasando por el sector textil, sector construcción y hasta el de bioplásticos”, comentó Arcila.

Ahora bien, en el tema de las exportaciones, el presidente de Asocolcanna precisó que a partir de esta resolución se abre un campo muy importante para las empresas nacionales. No obstante, esta medida deberá estar acompañada de otra resolución que deberá reglamentar cómo se va a desarrollar la exportación de flor seca.

“Sin duda abrirá campo, pero necesitamos cerrar el círculo, teniendo presenteque falta la resolución de Comercio Exterior que es la que habilita la exportación de la flor seca y que ya tiene un trámite muy avanzado en Función Pública y en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Nosotros la estamos esperando, es el propósito del Gobierno. Por otro lado, para poder entrar a los sectores de bebida y alimentos que quieran utilizar el CBD necesitamos que el Gobierno y el Ministerio de Salud habilite un reglamento que permita precisamente determinados niveles de CBD que es el que quedó en la reglamentación de la resolución 227”, agregó Arcila Gómez.

LA MIRADA EMPRESARIAL

A nivel empresarial, compañías como Clever Leaves destacaron que esta nueva norma permitirá a la industria del cannabis medicinal en Colombia ir complementando el marco regulatorio para exportar flor seca y para operar de manera más ágil y más competitiva en el territorio nacional.

“Esta medida nos permite reaccionar de manera más rápida a las realidades del mercado y además nos permite iniciar con las actividades de la flor seca. Esta es la primera de tres resoluciones que deben desprenderse del decreto ya mencionado, la que sigue es la que hace referencia al comercio exterior de la flor seca, particularmente, y posteriormente sobre los usos industriales es decir de alimentos y bebidas del CBD”, apuntó Julián Wilches, cofundador y director de asuntos corporativos y regulatorios de Clever Leaves.

Bajo esta línea, Ernesto Castilla, director Legal de Avicanna Latam, dijo que esta resolución en particular, si bien no incluye el tema de la exportación de flor seca, sí contempla mejoras en el sistema de otorgamiento y aprovechamiento de cupos.

De esta forma, “al hacerlo más dinámico, las empresas del sector pueden ajustar sus expectativas operativas frente a las exigencias regulatorias; por ejemplo, la capacidad de poder arrancar un ciclo de cultivo en cualquier momento del año y recibir esa flor en el laboratorio para su procesamiento, a pesar de que una cosa pase antes del fin de año y la otra posterior a este”, explicó.

De acuerdo con Luis Merchán, CEO y presidente de Flora Growth Corp, la nueva Resolución 227 de 2022 pone a Colombia a la vanguardia en términos regulatorios en la industria del cannabis en el mundo. Lo que, sin duda, beneficiará a las empresas que incursionan, por ejemplo, en categorías de exportación de alimentos y bebidas con cannabinoides.

“Este movimiento beneficia de manera amplia a empresas como Flora Growth que trabajan en muchas categorías, en términos de cannabis incluyendo el cultivo de flor seca, la manufactura, distribución y exportación de alimentos y bebidas con cannabinoides sanos y seguros, la manufactura y distribución de suplementos dietarios y otros”, afirmó Merchán.

Por último, Eduardo Mayorga, gerente de Green Health, empresa que produce extracto y flor en Santander, apuntó que esta iniciativa consolida una nueva etapa que destaca el trabajo de entidades como que el Invima, estupefacientes, ICA, Ministerio de Comercio Exterior, Ministerio de Salud y Justicia están trabajando de la mano. “Ya llegó la hora de la verdad y que todo lo que está escrito se haga realidad para exportar”.

Foto: Archivo el Tiempo
Por: Potafolio
Tomado de portafolio.com