10 claves de una alimentación buena para el corazón

Consumir una gran variedad de alimentos es un importante hábito que se crea desde antes del nacimiento.

La Asociación Americana del Corazón ha señalado diez cualidades clave de una alimentación relacionada con un corazón sano. En la lista se enfatiza la importancia de los buenos hábitos al comer en todas las etapas de la vida, más que confiar en los poderes de ciertos alimentos individuales.

El comunicado, titulado Guía dietaria 2021 para mejorar la salud cardiovascular se publicó este 2 de noviembre en la revista Circulación.

El hábito dietario se refiere al balance, la variedad, las porciones y la combinación de comidas y bebidas, sin importar la cultura o el tipo de actividad que la persona realice, incluso si se ve obligada a comer fuera del hogar a menudo.

  • Balancee la ingesta de comida y calorías con actividad física, para mantener un peso saludable.
  • Elija una amplia variedad y cantidad de frutas y vegetales para obtener un gran rango de nutrientes, en vez de resignarse a tomar suplementos.

  • Elija granos integrales y otras comidas elaboradas principalmente con ellos.
  • Incluya fuentes saludables de proteína magra y alta en fibra, como las de las plantas (nueces y leguminosas), pescado y mariscos; lácteos bajos en grasa o descremados; cortes magros de carnes, y poca carne roja y procesada.

  • Use aceites líquidos, no provenientes de plantas tropicales, como el de oliva o el de girasol.
  • Elija alimentos mínimamente procesados en vez de ultraprocesados, tanto como le sea posible.
  • Minimice el consumo de bebidas y comidas con azúcar añadida.
  • Escoja o prepare comidas con poca o ninguna sal.
  • Limite el consumo de alcohol. Si no bebe, no empiece a hacerlo.
  • Aplique estas costumbres no importa dónde se prepare o dónde consuma los alimentos.

Las comidas procesadas son las carnes ahumadas, curadas o tratadas con preservantes químicos, y comidas basadas en plantas a las que se ha añadido sal, azúcar o grasas. Las carnes procesadas son altas en sal, grasas saturadas y colesterol. Remplazarlas con otras fuentes de proteínas se asocia con menor riesgo de muerte. Las comidas ultraprocesadas, a más de sales, azúcares o grasas, añaden colores y sabores artificiales, así como preservantes.

¿Cuándo empezar a adoptar un estilo de alimentación saludable? La Academia lo presenta así: antes y durante el embarazo, las mujeres con una dieta saludable para el corazón pueden prevenir un peso no sano en sus hijos por nacer. Y la prevención de la obesidad infantil se proyecta en la salud cardiaca a lo largo de la vida. Más tarde, de mantenerse una dieta balanceada en la familia, se notará un declive mucho más lento en las habilidades cognitivas y de la memoria. (I)

Foto: Shutterstock
Tomado de: Eluniverso.com
Por |2021-11-05T07:09:11-05:00noviembre 5th, 2021|Categorías: Noticias|Sin comentarios

Comparta esta información en su red Social favorita!

Ir a Arriba