Hoy es 21 de septiembre, Día Mundial del Alzheimer, una fecha que, año tras año, seguimos conmemorando. Desde la Fundación Pasqual Maragall llevamos más de 13 años luchando  a diario para borrar esta fecha del calendario, porque lograrlo significaría que hemos vencido el Alzheimer. Pero para conseguirlo solo hay un camino: más y mejor investigación científica.

El Alzheimer es el responsable del 75% de las demencias, que son alteraciones crónicas de salud que afectan a más de 900.000 personas en España. Estamos ante una pandemia silenciosa y estructural que solo encontrará respuestas definitivas mediante la ciencia y la investigación, por eso es urgente trabajar solidariamente para encontrar soluciones.

Los esfuerzos científicos han permitido que podamos tener una fotografía más clara de la enfermedad y encauzar los caminos de su investigación. Hoy sabemos que en el cerebro de las personas afectadas se producen unas anomalías hasta 15 o 20 años antes de la aparición de los primeros síntomas.

Desde el Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC), centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, centramos nuestra labor en esta etapa preclínica y asintomática de la enfermedad.

En los últimos dos años, se han producido avances muy importantes en el diagnóstico precoz del Alzheimer, gracias al uso de biomarcadores sanguíneos que revolucionarán el abordaje de la enfermedad. En este sentido, destaca un estudio del BBRC que en un futuro próximo nos ayudará a detectar quién tiene más riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer con un simple análisis de sangre, lo que mejorará el acceso a futuros tratamientos y permitirá implementar estrategias de prevención.

Para potenciar esta línea de trabajo, hemos puesto en marcha un nuevo grupo de investigación que tiene por objetivo desarrollar biomarcadores, descubrir nuevas dianas terapéuticas y proporcionar una mejor comprensión de los mecanismos moleculares del Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

En nuestro país, contamos con un gran capital científico para aportar conocimiento clave en la lucha global contra esta enfermedad y es imprescindible aprovechar ese potencial y dotarlo de mayor apoyo y recursos.

En la Fundación Pasqual Maragall consideramos imprescindible la toma de conciencia de esta realidad y la convergencia de nuestros esfuerzos, pero solo lo lograremos si administraciones, legisladores, instituciones científicas, entidades sociales y sanitarias y todos aquellos que trabajamos en este ámbito sumamos esfuerzos de manera solidaria.

Es urgente dotar de presupuesto al Plan Integral del Alzheimer y es imprescindible invertir en investigación. Debemos comprometernos a trabajar juntos por un futuro sin Alzheimer, tal y como pedimos en el Congreso de los Diputados el pasado 13 de septiembre en un acto conjunto con entidades relacionadas con el Alzheimer y las demencias.

Cada día estamos más cerca de olvidarnos de este día mundial. Como dijo Pasqual Maragall “en ningún sitio está escrito que el Alzheimer sea invencible”. Juntos podemos borrar esta fecha del calendario y hacer que el 21 de septiembre sea #undíaparaolvidar.

Tomado de: Barcelona.org