Se estima que aproximadamente el 55% de las personas menores de edad con cáncer de la región sobreviven. La OPS publica nuevos perfiles sobre la situación,

Washington, DC, 16 de septiembre de 2021 (OPS)- En el marco del Mes de la Sensibilización del Cáncer Infantil, la organización Panamericana de la Salud (OPS) insta a mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil, una de las principales causas de muerte en niños, niñas y adolescentes en las Américas.

Al inicio de la pandemia de COVID-19, los servicios de atención del cáncer infantil se vieron seriamente interrumpidos, según una encuesta regional de oncólogos pediátricos en veinte países de las Américas. Los pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo de desarrollar las formas más graves y potencialmente mortales de COVID-19. Afortunadamente, la reanudación de estos servicios se ha observado ya en la mayoría de los países de la región.

Con el fin de contar con un panorama de la situación del cáncer infantil para asesorar la toma de decisiones, la OPS publicó perfiles subregionales y de 25 países de América Latina y el Caribe que ilustran la carga de morbilidad, las tasas de supervivencia actuales y la capacidad del sistema de salud para mejorarlas.

Cada año alrededor de 280.000 niños de entre 0 y 19 años son diagnosticados con cáncer a nivel global, según GLOBOCAN 2020, la base de datos del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CERC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En América Latina y el Caribe, se estima que son al menos 29.000. De estos últimos, cerca de 10.000 fallecerán, aunque la mayoría de estas muertes se podrían evitar.

“Un diagnóstico de cáncer infantil ya no tiene que ser una sentencia de muerte”, afirmó Anselm Hennis, director de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS. “La ciencia ha dado grandes pasos en los últimos años y los métodos de diagnóstico y tratamiento tempranos y adecuados pueden salvar vidas, pero necesitamos que lleguen a todos los que los necesitan, y muchos están quedando rezagados”, destacó.

El cáncer infantil comprende numerosos tipos de tumores. Los más comunes son la leucemia, el cáncer cerebral, el linfoma y los tumores sólidos como el neuroblastoma y el tumor de Wilms.

Las defunciones evitables debidas a los cánceres infantiles se producen como consecuencia de la falta de diagnóstico, los diagnósticos incorrectos o tardíos, y las dificultades para acceder a la atención o el abandono del tratamiento, entre otras.

Con el objetivo de aumentar las competencias y habilidades del personal de atención primaria para que puedan detectar tempranamente y diagnosticar en forma oportuna el cáncer infantil, la OPS lanzó este mes el curso virtual de diagnóstico precoz de cáncer en niños y adolescentes.

Duplicar la tasa de supervivencia para 2030

Para alcanzar al menos una tasa de supervivencia en el mundo del 60% para los niños y niñas con cáncer para 2030, la OMS lleva adelante la iniciativa CureAll, que en la región es implementada por la OPS bajo el nombre CureAll Américas. A nivel global, la tasa de curación es del 30%.

Doce países (Brasil, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Panamá, Haití, Honduras, Perú, Panamá y Paraguay) participan actualmente en CureAll Américas, desarrollando o fortaleciendo sus planes nacionales de cáncer infantil y ampliando el acceso a los servicios de diagnóstico y tratamiento, con el apoyo técnico de la OPS.

Para mejorar el acceso de los países a los tratamientos para el cáncer, la OPS, a través de su Fondo Estratégico, está consolidando actualmente la demanda regional de los medicamentos esenciales contra el cáncer infantil, o sus biosimilares de calidad, y a precios más asequibles.

Tomado: Paho.org